Cinco de cinco, el lenguaje de los números

En ocasiones, las explicaciones sobran. Los resultados obtenidos hablan por sí mismos y no permiten dudas ni discusiones. Han sido cinco días seguidos de premios ganados a pulso: Nimes (2 orejas), Salamanca (2 orejas), Móstoles (4 orejas), Piedrabuena (2 orejas) y Burgohondo (2 orejas y 1 rabo).

El último triunfo, el del festival de Burgohondo (Ávila), ha sido la guinda a unos días extraordinarios en los que David Mora ha luchado con las armas del toreo puro. Aquellas que convierten las embestidas en bellos lances y muletazos para el deleite de los presentes en cada escenario.

Y es que ésta es la claridad del lenguaje de los números. El exacto. Aquel avalado por los resultados, que no admite ningún “pero”. Cinco puertas grandes, doce orejas y un rabo en cinco días. Escenarios distintos, toros diferentes y de procedencias dispares; es decir, que cada tarde la suerte estaba echada y podía ser encontrada o no.

Sin embargo, Mora la buscó. Y la fortuna no pudo resistirse a sus cualidades taurómacas, que fueron empleadas para extraer el fondo de sus oponentes. Y todo ello, cada tarde, conforma una condición que poseen los elegidos: la regularidad.

Noticias

 

Acceso Noticias

Fotos

 

Acceso Fotos

Vídeos

 

Acceso Videos

Tweets

RT @aliciayeltoro: Pues con "Cornetillo" tenía razón la afición venteña de protestar a este toro que era de pañuelo verde. No podía ni con…

Prensa David Mora Prensa David Mora

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Politica de Cookies. Para saber mas sobre las cookies que utilizamos y como eliminarlos, consulte nuestra Politica de Cookies.

Acepto las cookies de esta web.