Y sonó la música en Sevilla…

 DSC 3794

Llegó la Feria de Sevilla y sonó la música para David Mora. Lástima que nos encontramos con una tarde desapacible que no acompañó en ningún momento y lástima que los aceros jugaron una mala pasada y no pudo completar una faena que hubiera sido merecedora de la oreja del primero de su lote.

David Mora recibió a su primero con verónicas que remató con una espléndida media donde provocó un intenso “olé” de esos tan especiales que se escuchan en la Maestranza.

DSC 3591 1

Con la muleta comenzó la faena de rodillas. Toreó con temple, despacio y con esa seguridad y relajación a la que ya nos tiene acostumbrados. Destacó ante todo la mano izquierda donde hubo tandas de mucha calidad y nos deleitó con preciosos pases, en ocasiones mirando al tendido y alguno de desprecio digno de los mejores carteles.

Con su segundo toro no hubo opciones. Entre el vendaval y que el astado no estaba dispuesto a embestir poco pudo hacer. La importancia de las buenas sensaciones transmitidas demuestra el buen momento en el que se encuentra.

Fotos: César Erustes.

DSC 3954

El Mundo - Zabala de la Serna

Buenos momentos de David Mora

David Mora toreó a la verónica con economía de vuelos y con ese punto que le da el codilleo. La media provocó más oles.

Mora principió faena de rodillas. Como repitió el toro, se arrepintió pronto de su decisión. Dejó una rodilla clavada antes de vaciar el pase de pecho en pie. Por la derecha construyó dos series pausadas; un derechazo de la segunda cobró tintes de naturalidad con la figura más erguida. La mano de David fue siempre la izquierda. Y así los naturales se sucedieron con trazo y vuelo. Pero un tanto tímidos. Como si faltase creérselo de verdad. Y fue entonces cuando el torero atacó en una tanda magnífica. Y sonó la música para su muñeca. El toreo zurdo lo aderezó mirando el tendido ahora. Y el toro ya casi también... La espada hubiera unificado y potenciado los momentos. Pero la espada no entró. Así que quedaron los momentos. Y las palmas para Calabrés.

 

Cultoro - Emilio Trigo

Apostar fuerte con respuesta glacial

La climatología en Sevilla anda un poco revuelta y en la tarde de ayer tocaba mucho frío y viento gélido. Estado glacial que contagió a los aficionados presentes en una apatía general que no desapareció del festejo en ningún momento. Una corrida de toros en la que los toreros mostraron sus bazas artísticas y no encontraron la respuesta del público. Cada uno a su forma y cada cual con su lote, apostó fuerte, pero su calado fue el desafecto gélido del respetable. La Maestranza acostumbra a ese tipo de metamorfosis en los últimos días de farolillos pero nunca en los previos del mismo. Lo de hoy, tiene poca explicación y sin embargo, sí encontramos una reflexión.

Toda esta suma de comportamientos extraños comenzó al finalizar el paseíllo, cuando nadie de los presentes, recibe con el debido cariño a David Mora en su regreso a Sevilla, sobre todo, después del sufrimiento que ha padecido estos años atrás. La ovación que se esperaba brillo por su ausencia. En definitiva, ejemplos de una tarde tan extraña, como perezosa de ánimos, en un lunes del pescaíto muy gélido

El primero de David Mora tuvo bondad y su matador lo cuajó sin que nadie se diera cuenta. Los naturales de Mora corriendo la mano con hondura e imprimiendo exigencia al segundo fueron un pasaje precioso. Fragmento de la corrida, donde soplaba el viento con virulencia y la muleta era una verdadera bandera. Pues ni así, la gente le dio importancia a la obra y entrega del madrileño. Antes David, se puso de hinojos, ofreció el pecho, corrió la mano con la diestra y tampoco se enteró el respetable. Se encontró David Mora ante sí, un toro con clase y ritmo, con el que realizó una faena templada y ligada pese al viento. David exigió a su oponente muy por abajo y el toro respondió con entrega. El madrileño recibió al primero de su lote con exquisito manejo del percal. Lances que durmieron al ‘Dios Eolo’ y que pocos apreciaron su belleza. Ante el quinto, fue silenciado Mora con un toro de Daniel Ruíz que estuvo muy justo de raza. El frío y el viento marcaron la tónica de la faena y de la tarde en su totalidad. Disposición y buen hacer de Mora por ambos pitones, pero el de Daniel no ayudó al lucimiento. Hubo más armonía por el izquierdo, pero entre el aire y el público, la faena no remontó.

 

purezayemocion.com - Por Unión Taurina de Abonados y Aficionados de Sevilla

David Mora gana la partida

El segundo, de nombre Calabrés de 539 kilos, fue recibido por David Mora con varias verónicas y una media que fue lo mejor de la tarde. Su labor en la muleta fue meritoria con la derecha y mejor con la izquierda donde se manifestó con temple y buen gusto. Cuando parecía que tenía la oreja ganada falló a espadas.

 

Diario de Sevilla - Luis Nieto

David Mora, bella faena a un 'Calabrés' con calidad.

David Mora, que retornaba a Sevilla después de la grave cornada que sufrió en 2014 y que le tuvo apartado de los ruedos hasta el pasado febrero, cuando reapareció con éxito en el Palacio de Vistalegre de Madrid, realizó una bella faena, que no remató adecuadamente con la espada, debido a lo cual perdió premio. El madrileño toreó muy bien a la verónica, rematando el saludo con una media acaderada, pura orfebrería. La faena, pulcra, preciosa, brilló especialmente al natural. El diestro comenzó con una tanda de rodillas. En los tercios, dos tandas diestras con buenos muletazos dieron paso a una serie de naturales suaves, a otra de mano baja y pase de pecho forzado. Con esa mano dibujó otros muletazos despaciosos. Todo ello, siempre, con buenos remates, como algún pase del desprecio de cartel. Faena medida, que si hubiera rematado al primer envite y adecuadamente le hubiera valido premio. Tras pinchazo, estocada tendida y trasera y descabello, todo quedó en una fuerte ovación.

David Mora cortó pronto el trasteo con el castaño quinto -el resto de la corrida fueron toros de pinta negra-, el de peor condición del encierro, muy tardo y al que le costaba embestir.

 

Burladero - Lucía Fuente

Calabrés, con el número 8 y 539 kilos, para David Mora. Lo recibió con gusto a la verónica y remató su saludo con una bonita media. Por chicuelinas rematadas con una media quitó Daniel Luque. Saludaron en banderillas José María Tejero y Ángel Otero. De rodillas comenzó el madrileño la faena. Noble este segundo de Daniel Ruiz al que Mora realizó una templada faena. Firmó una sensacional serie al natural y toreando con la mano muy baja. Estuvo muy firme y en torero el torero durante su primera actuación. Pinchó y dejó casi una estocada trasera en su segundo intento. Descabelló y fue ovacionado. Aplausos en e

Noticias

 

Acceso Noticias

Fotos

 

Acceso Fotos

Vídeos

 

Acceso Videos

Tweets

RT @aliciayeltoro: Pues con "Cornetillo" tenía razón la afición venteña de protestar a este toro que era de pañuelo verde. No podía ni con…

Prensa David Mora Prensa David Mora

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Politica de Cookies. Para saber mas sobre las cookies que utilizamos y como eliminarlos, consulte nuestra Politica de Cookies.

Acepto las cookies de esta web.