Burgos: “La mejor versión de David Mora”

Y llegó en Burgos. Llegó la torería, la capacidad, la profundidad, el temple, la quietud, la estética. El mejor David Mora apareció en Burgos. No era la primera vez que surgía. Pero vino bien para recordar quién es y por qué está donde está. Porque la suerte hay que buscarla. Y David Mora lo hace a diario. Con esfuerzo. Y el esfuerzo, al final, tiene recompensa.

David Mora, en Segovia: “Dimensión de torero cuajado y maduro”

En el acueducto de Segovia resonarán durante días los olés de la plaza de toros. Porque las tres letras del toreo surgieron con la cadencia, temple y dimensión de David Mora. Porque el triunfo no es casualidad y menos cuando es democrático; por tanto, indiscutible. Tres orejas se llevó el torero del regreso de los toros a Segovia, pero las sensaciones y sentimientos vividos, ante, principalmente, un buen tercero de Marqués de Quintanar, no tienen precio.

Gran primer paso en la conquista de Los Califas

La idea, el sueño, la ilusión era la Puerta Grande; pero el toro dijo no. Que no humillaba, que no embestía y que no se entregaba a los avíos de un David Mora superior. Hubiera sonado el cerrojo de Los Califas para patentar la conquista en su debut en Córdoba, pero no hizo falta. Una oreja de peso y una fuerte ovación materializaron el momento que atraviesa el diestro en capacidad, seguridad, técnica, arte, valor y temple.

El toreo caro de David Mora en Vic-Fezensac

Entre Madrid y Las Ventas, David Mora actuó en la francesa Vic-Fezensac. Y lo hizo ante dos toros de Cebada Gago. El resultado en potencia fue de dos orejas, por el toro y por el torero, pero no se materializaron por culpa del caprichoso acero. Sin embargo, a pesar de la espada, David Mora cotizó al alza su tauromaquia. Toreo caro. Del sincero y del bueno.

David Mora, en Madrid: “Disposición y compromiso por bandera”

No siempre a la tercera va la vencida. El empeño, las ganas, sí estuvieron presentes para pegar el aldabonazo en esta Feria de San Isidro y Arte y Cultura; pero el toreo es cosa de dos. Del torero y del toro. El primero estuvo y se hizo nota, el segundo, apareció sin querer llamar la atención. Desapercibido. Y así, es muy difícil crear el sueño del triunfo.

David Mora, en Las Ventas: un gladiador de templadas muñecas

David Mora escribió ayer en Las Ventas un capítulo destacado en el libro de su carrera. El de un gladiador de los pies a la cabeza. Por su responsabilidad, valor, raza, capacidad, superación, temple, gusto y riesgo, el que conlleva jugarse la vida. Pero de verdad. Y también por su mentalidad, pues como pasaba en las épocas clásicas, prevaleció más el colectivo que el individuo.

David Mora, en Madrid: “Una ética, la ética del héroe”

Los días en Las Ventas siempre vienen señalados en el calendario como citas de peso, de responsabilidad. David Mora sabe lo que se juega en esta plaza que el año pasado lo llevó en hombros hasta la calle Alcalá. Es consciente de la exigencia y de lo que merece este escenario: su entrega. Ayer lo dio todo ante la falta de cualidades de sus oponentes. Y es que, en su profesión, no existe el ayer ni el mañana. Siempre es presente.

Noticias

 

Acceso Noticias

Fotos

 

Acceso Fotos

Vídeos

 

Acceso Videos

Tweets

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Politica de Cookies. Para saber mas sobre las cookies que utilizamos y como eliminarlos, consulte nuestra Politica de Cookies.

Acepto las cookies de esta web.