Intuición y valentía

Iñigo Crespo

Aplausos. Edición 1865

“De Madrid he salido con la impresión de saber que sigo manteniendo el crédito en esa plaza y con la tranquilidad de haber demostrado un año más mi disposición. No he tenido ningún toro de triunfo que me haya ofrecido la posibilidad de cuajar esa faena redonda que llevo dentro” […]. Son reflexiones de David Mora una vez concluido su triple paso por la Monumental de Las Ventas.

- Habla de disposición. ¿Tan importante es sentir que el público la capta?
- Mucho. Aquí todos los toreros salen a arrimarse todas las tardes y hay que demostrar que uno no está dispuesto a dejarse ganar la pelea.

- De las tres tardes suyas en Madrid. ¿Con cuál de ellas se queda?
- Sin cortar orejas, la más importante fue la de Pedraza de Yeltes. Di una vuelta al ruedo de las de verdad, simplemente la estocada creo que la mereció y en otra época incluso hubiese valido una oreja. Esa tarde toreé muy bien con el capote y frente al sexto, que desarrolló mucho sentido, di la cara.

- Su último paseíllo fue frente a la corrida de Baltasar Ibán. Esa tarde Madrid le exigió mucho.
- Madrid es Madrid y no lo vamos a cambiar ahora. Es una plaza que cuando te ven en un nivel profesional te exigen y te miden. No me quejo. Es más, me encanta que el público me exija y me mida siempre que no lleguen a ser injustos. Si por algo se ha caracterizado siempre Madrid es por saber ver al toro y al torero.

[…]
- La exigencia de esta temporada. ¿Es justa o injusta?
- Prefiero no darle muchas vueltas. Cuando subes peldaños en la profesión, el público y el propio sistema te ve de otra forma. Lo noté mucho el año pasado, sobre todo a la hora de hacer resúmenes.
[…]

- ¿Le preocupa el “qué dirán”?
- No me creo ni al que me dice que soy un fenómeno ni al que me dice que soy muy malo. Creo que en el equilibrio y en la ponderación está la realidad. Me siento feliz conmigo mismo y con la realidad. No me importa lo que digan porque me siento artista. Al que no le guste cómo toreo, que no vaya a verme. Es fácil. Es como quien hace un disco, al que le guste, que lo compre. Ni para bien ni para mal me preocupa lo que digan. Siempre me he guiado de mi intuición para todo.

- A la vuelta de la esquina está Pamplona. Uno de sus feudos.
- Es una plaza muy importante en mi carrera. Me dio mucho en 2009 y todos los años he continuado sintiéndome muy a gusto hasta lograr el año pasado ser nombrado triunfador de San Fermín por el Diario de Navarra. Es un orgullo ser un torero querido en Pamplona.

La entrevista completa, en Aplausos. Edición 1865.

Noticias

 

Acceso Noticias

Fotos

 

Acceso Fotos

Vídeos

 

Acceso Videos

Tweets

No tweets found.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Politica de Cookies. Para saber mas sobre las cookies que utilizamos y como eliminarlos, consulte nuestra Politica de Cookies.

Acepto las cookies de esta web.